Obra Literária e Artística em tempo de “Confinamento”
   Publicidade   
   Publicidade   

Opinião de Graça AmiguinhoNeste tempo de “confinamento” que temos vivido, no silêncio da nossa casa, afastados fisicamente, dos amigos e familiares, sofrendo com os que têm sofrido a perca dos seus familiares e amigos, vítimas do estranho vírus que se propagou pelo mundo, não podemos perder a esperança de voltarmos a viver dias de paz, harmonia e uma saudável convivência, aproveitando o tempo da melhor forma, dando asas à nossa imaginação e criatividade, fazendo até, algo que perdure, para além desta tempestade que paira sobre a nossa cabeça.

   Pub 
   Pub 
   Pub 
   Pub 
   Pub 

Já aqui tinha referido que estava preparando uma nova Colectânea, intitulada RAIA LUSO-ESPANHOLA, com autores portugueses e de regiões fronteiriças, nomeadamente, Extremadura e Galiza, com quem mantemos relações amigáveis, ao longo dos séculos.

“Canto a minha terra, a minha gente! Este povo que amo , a terra arada, o sol ardente!”, Graça Foles Amiguinho
“Canto a minha terra, a minha gente! Este povo que amo, a terra arada, o sol ardente!”, Graça Foles Amiguinho

A obra está quase prestes a ser impressa e o seu sucesso já está assegurado.

Tenho o maior orgulho de aqui vos apresentar o seu Prefácio, escrito, com toda a mestria, por um autor que já me acompanhou na Colectânea Eurocidade-Badajoz-Elvas-Campo Maior, o excelentíssimo Professor, Moisés Cayetano Rosado, de Badajoz.

PREFACIO

El Prefacio de la “Colectânea – Literatura e Artes. Eurocidade Badajoz Elvas Campo Maior” lo acababa Carlos Beirão con la exclamación: Venha o próximo! Y no ha tardado más de un año en que… ¡Ha llegado el próximo!: la “Colectânea – Literatura e Artes. Raia Luso – Espanhola”, o sea, una nueva obra de arte colectiva en que nos damos la mano de un lado y otro de la Raia/Raya. ¡y esta vez no limitada al espacio triangular cercano que forman Badajoz, Elvas y Campo Maior, sino abierto a ese extenso lugar de encuentros y fraternidades que es nuestra hermandad transfronteriza, de norte a sur.

De los 63 autores que conforman este trabajo, hay un cierto desequilibrio entre mujeres y hombres, decantado ligeramente hacia las primeras: 35, frente a 28. Y una preponderancia clara de autores nacidos en Galicia (14 hombres y 12 mujeres) y Alentejo (15 mujeres y 9 hombres), estando representados en menor medida las procedencias de Beiras, Algarve, Extremadura y Andalucía, aunque también están presentes artistas de otros lugares, con relación más o menos intensa con la Raia/Raya, por su asentamiento, lazos familiares, etc.: Lisboa, Asturias… ¡incluso Brasil!

En cuanto al tipo de aportaciones, abrumadoramente se trata de composiciones poéticas en verso, sin que falten prosas poéticas, además de composiciones fotográficas, pinturas, dibujos, bordados…

Graça Foles Amiguinho -la impulsora y mantenedora de estos proyectos-, en la Introdução ha tenido el acierto de rescatar dos sonetos brillantes de sendos poetas -de un lado y otro de la Raia/Raya- memorables: Luís Vaz de Camões y Francisco Gómez de Quevedo, cantando al amor. Quevedo se sirve del trabajo de Camões, lo reinterpreta, lo “hace suyo”, incluso copiando literalmente un par de versos. Es un sentido de comunión en el arte, de “traducción” y transposición que transciende por encima de los nombres.

Y eso es la Colectânea que ahora nos ocupa. Una comunión rayana, un sentir y vibrar ante inquietudes similares; una particularización de la universalidad del arte en que la obra colectiva está por encima de las individualidades, formando un todo.

A uno puede llegarle más al fondo un tipo de mensaje que otro tipo, una fotografía que unos versos, o unos versos que un dibujo, o unas líneas de prosa que unas palabras rimadas. Pero por encima de todo está un sentimiento, un palpitar artístico, una armonía repleta de poesía.

Y en el conjunto podemos encontrar nutrida variedad de inquietudes. No podía faltar el amor en sus múltiples manifestaciones; la evocación de la infancia; los recuerdos de la tierra que nos vio nacer; los sentimientos más trascendentales; la observación del mundo que nos rodea y la reacción del artista ante el mismo; los momentos de alegría y esos otros de tristezas; la nostalgia… ¡Todo un volcán de vida!

¡Toda una explosión multiforme en estos sesenta nombres, cuyas edades oscilan desde los veinte y pocos años a los setenta y muchos más!

Acaso éste sea un paso más en esa construcción colectiva que en una primera edición se centró en Elvas, una segunda en el triángulo Badajoz-Elvas-Campo Maior, ahora en buena parte de la Raia/Raya, y en un futuro puede seguir extendiéndose a este suelo peninsular, ibérico, A jangada de pedra/La balsa de piedra que ideó José Saramago.

La “Colectânea – Literatura e Artes. Raia Luso – Espanhola” es obra que ha de leerse, verse, sentirse, de manera pausada, con la ventaja de que puede hacerse sin mantener la linealidad de las páginas, sino con la sorpresa que nos pueda dar abrir por cualquiera de las mismas, por una u otra, uno u otro de las y los autores, pues el orden es meramente el alfabético de los nombres. Libro, por tanto, para ratos libres, para cualquier momento, para tomar y dejar, coger, dejar reposar, volver de nuevo, servirse de él como compañero en momentos de intimidad con uno mismo, que al presentarse ante nuestros ojos nos abre un mundo variado de confidencias, con las que nos sentiremos gratamente acompañados.

Moisés Cayetano Rosado

Ainda aqui publico, o vídeo de Apresentação de Autores, oferecido pela editora, Imagem Publicações, a meu rogo.

E, para terminar, dou-vos a conhecer a capa e contra-capa da obra, com desenho do meu filho Rui Barros e fotografia de Angel Utrera.

Se não fossem as contingências, que temos obrigação moral e cívica,  de respeitar, a obra seria Lançada dia 13 de Junho, na minha Aldeia de Santa Eulália, com uma visita guiada ao Forte da Graça de Elvas e um almoço de confraternização, seguido de espectáculo de música e poesia.

Porém, não desistirei de um dia poder reunir Portugal com a Extremadura e a Galiza para que, todos os intervenientes, desta grande obra, se possam conhecer pessoalmente e se abraçar!

Nada, nem ninguém tem poder para destruir os nossos sonhos.

Sinto-me feliz por congregar à minha volta, gente simples, como eu, sonhadora e com o desejo de construir um mundo mais fraternal.